Las enfermedades más comunes en los recién nacidos

Las enfermedades más comunes en los recién nacidos

Un cuidado continuo no nos garantiza que nuestro bebé no enferme. Cada recién nacido es un mundo y, en realidad, requiere unos cuidados diferentes, pero la mayoría pasa por enfermedades características de su edad.

Es fundamental que las patologías sean tratadas por un médico especialista o pedíatra. En el momento en que detectes cualquier síntoma en tu hijo no dudes en llevarle a un centro médico. Una vez diagnosticado y tratado lleva a cabo las recomendaciones médicas y consulta cualquier duda que tengas con tu doctor.

Las siguientes patologías suelen ser normales en el desarrollo de cualquier bebé. Lo normal es que no revistan gravedad y acaben por solucionarse.

  • Diarreas: Las diarreas son normales y pueden ser provocadas por varios motivos, la comida o el frío son los mas comunes. Si se presentan los primeros síntomas lo normal es atacarlos con una dieta blanda. Es fundamental la ingesta de líquidos para evitar deshidratación. Suele durar un período aproximado de una semana dependiendo de lo aguda que sea.
  • Estreñimiento: Cada bebé tiene sus horarios y costumbres. Si las deposiciones no se presentan en dos o tres días el bebé puede estar aquejado de estreñimiento. Es muy común que un recién nacido pase por épocas de estreñimiento sin motivo aparente. Si las deposiciones son muy secas, o si notas que tu bebé sufre cuando mancha el pañal puede ser que esté sufriendo algún tipo de obstrucción. Normalmente un cambio de dieta durante algunos días ayuda al niño a volver a la normalidad.
  • Tos seca: La tos suele ser el primer aviso del catarro en los bebés. La mejor manera de que la tos le afecte lo menos posible es mantener hidratada la garganta y evitar que peligros exteriores afecten al sistema respiratorio.
  • Dermatitis: los pañales provocan dermatitis en un porcentaje muy alto. La piel de un recién nacido es muy sensible y hay que tratarla continuamente. Las cremas y el talco repara la piel del bebé y ayuda evitar rozaduras.
  • Catarro: Es casi seguro que tu hijo va a verse afectado por un catarro durante el primer año de su vida. Para prevenirlo en lo posible no lo abrigues en exceso, los cambios de temperatura son mas peligrosos que la exposición al frío. Trata además de que no se exponga a virus que puedan atacarlo por la boca, oídos o nariz. Si el bebé ya está afectado sigue las instrucciones del médico, normalmente el suero fisiológico es suficiente para calmar las infecciones en bebés.

En cualquier caso, lo primero que debes hacer es acudir al médico y que sea él quien determine el tratamiento más adecuado para tu bebé.

 

— yoseo

No comments yet.